entrevistas /

Bajo la sombra de C.A. Etcheverry

Hay quienes dicen que Carlos Alonso Etcheverry tiene el diablo metido por dentro. Algunos le temen, otros le aborrecen y muchos admiramos con buen y negro humor la original y grotesca psique que produce sus ilustraciones, sus comix, su música y sus diarios performances. Nacido y criado entre monte y culebra, en La Finca Daktari hacia las afueras de Caracas, Carlitos no tuvo la misma infancia que vos… Una conspiración parapolítica y paramilitar lo dejó a él y a su familia sin hogar en Venezuela y les obligó a exiliarse en los Estados Unidos en donde residen desde hace más de una década. Siendo hijo del “Guarimbero MayorRobert Alonso y sobrino de la cantante y actriz Maria Conchita Alonso, C.A Etcheverry también se hizo escuchar desde joven entre un público un poco más reducido y particular dejando una huella artística por debajo de la tierra que transcendió desde Caracas hasta Los Angeles. Borlo Comix Vol. 1: Los Comix Mas Crueles del Mundo es la primera publicación oficial del artista producida por la R-EV. Una recopilación de historietas creadas entre 1998 y el 2015 que marcan el nacimiento y la evolución de Borlo: el personaje más bizarro y desagradable del fumetto… el principe obscuro del mal gusto, el Pan nuestro de mala vida. Aprovechamos el lanzamiento de este volumen para entrevistar al creador y conocer un poco más sobre sus orígenes, sus influencias y otros proyectos…

“… frecuentemente se proyectaban imágenes obscuras y diabólicas en varias pantallas y lo ponían pa’trás y lo echaban pa’lante. Yo pasaba de carajito por ahí y veía toda esa vaina cuando los equipos de edición eran gigantes. Todo eso me influyó bastante.”

null

R-EV: ¿Cuáles fueron las primeras influencias visuales de alguien que creció en un lugar y en un ambiente tan peculiar como la finca Daktari?

C.A.E: Creciendo en Venezuela para mi no fue tanto la experiencia comunal, la experiencia que la mayoría tuvo con la tele y la cultura popular del país. Para mi fue diferente porque mi propio padre hacía televisión. Programas de cosas esotéricas, como de terror, cosas en verdad bastante fuertes para un niño. En la casa también teníamos cuadros raros, retratos de viejos que te miran, cosas de mi abuelo, muy español. Me recuerda como a Los Monsters o a Los Locos Adams de cierta forma porque tenía salones de piedra, con un órgano… mi padre tocaba órgano. Tenía también una sala de edición donde editaban el programa de Lo Increíble, donde salía la Novia Fantasma (”veeeeen a miiiii”) y el Fakir de Puerto Cabello”. Así que frecuentemente se proyectaban imágenes obscuras y diabólicas en varias pantallas y lo ponían pa’trás y lo echaban pa’lante. Yo pasaba de carajito por ahí y veía toda esa vaina cuando los equipos de edición eran gigantes. Todo eso me influyó bastante.

R-EV: ¿Cuando empezó tu fascinación por el dibujo y el fumetto?

C.A.E: Empecé a dibujar de antes de que tenga yo memoria. Recuerdo cosas que dibujé cuando tenia 3 o 4 años. Tenía un personaje que era como un gusanito con varias personalidades distintas que se ponía un casco y se metía en situaciones. También tenía la costumbre de hacer mis propias interpretaciones de los afiches de las películas que veía en el cine. No me gustaba que me dijeran como hacerlo, las clases… lo mío era mi propio descubrimiento, creo que es algo bastante normal. Dibujaba también una serie de comics llamada Caballo Manía, como en 4to grado, donde había una escuela secundaria a lo Archie pero en donde todos eran caballos humanizados. Yo criaba caballos y me gustaba darle personalidades. Yo quería ser ilustrador desde siempre, yo sabía que estaba jodido desde carajito …sabiendo dibujar, poner ideas en papel… ¿Qué coño iba yo a estar buscando otras aptitudes?… Usar lo que la vida le dio a uno, ¿no? Si algo es un sacrilegio es no usar tu talento. Y bueno eso lo tenia bien clarito, yo sabia que iba a tener que pasar por bastante vaina para poder ser un ilustrador.

null

“Yo quería ser ilustrador desde siempre, yo sabía que estaba jodido desde carajito …sabiendo dibujar, poner ideas en papel… ¿Qué coño iba yo a estar buscando otras aptitudes?… Usar lo que la vida le dio a uno, ¿no? Si algo es un sacrilegio es no usar tu talento.”

R-EV: ¿Qué artistas empezaron a motivarte como ilustrador?

C.A.E: Mis padres, como gente normal de la época, compraban comics. Luego los heredé yo, les di buen uso y me influyeron muchísimo. Crecí leyendo un comic nuevo todas las noches. Mi mamá coleccionaba vainas de pinga… recuerdo en particular una colección de la editorial Mexicana Navarro con historias de mitología y Dioses hindúes todo muy bien diseñado y explicado en español. Al pasar del tiempo esa cultura se perdió en Venezuela y uno quedó a la deriva, pero tuve la suerte de tener panas mayores que empezaron a mostrarme vainas mas ácidas como El Vívora Comics, Jodorowsky, El Incal, Métal Hurlant, Robert Crumb, Raw Comics, Kiss Comics, Winsor McCay, Phillippe Druillet, Dreams of the Rarebit Fiend, para mi lo mas arrecho y lo sigue siendo. También tenía amigos de padres artistas que me nutrían mucho de arte y aprendí sobre artistas clásicos como Goya y El Bosco que me impactaron mucho.

R-EV: En tu trabajo (incluyendo lo hecho en E.E.U.U) se hacen muchas referencias a la cultura popular Venezolana y latina en general. Se ven muchos escenarios urbanos del 3er mundo, celebridades latinas, rituales santeros, sincretismo religioso, etc… Cosas a veces muy ajenas y distantes para el público Norte Americano e internacional. ¿Por qué sigue tan presente en tus ilustraciones y tus comics?

C.A.E: Mis raíces Venezolanas están muy presentes en mi trabajo, es obvio. A veces no lo puedo escapar. Hay mucho realismo mágico, referencias religiosas como las ves aquí y en otros lados. Es un reflejo de lo que he vivido, de lo que he sido testimonio, de lo que he escuchado… Viviendo en una zona rural a las afueras de Caracas estuve expuesto tanto al caos de la ciudad como al coloquio del pueblo y su gente… sus leyendas y espantos, toda esa cultura siempre la llevaré por dentro. Los fantasmas son universales, hay misticismos que son exactamente lo mismo aquí, en Irlanda o en Los Caracas. Me gusta mezclar esa cultura con la tecnología, futurismo, ciencia ficción, cyber punk… creo que eso le da una cualidad original a mi trabajo, aunque no todo lector se identifique con mis personajes y sus situaciones….

“Mis raíces Venezolanas están muy presentes en mi trabajo, es obvio. A veces no lo puedo escapar. Es un reflejo de lo que he vivido, de lo que he escuchado y de lo que he sido testimonio…”

R-EV: Un lado pesado de tu trabajo se caracteriza por una casi constante “oda a lo feo”. Por una incesable puesta en escena del lado obscuro del ser humano. Corrupción, decadencia, pobreza, abuso de alcohol y drogas, opresión, abuso de poder… ¿De dónde viene esa fascinación por ese lado obscuro de tu tierra y de tu gente y por qué esa necesidad de manifestar la sombra?

C.A.E: Si mucho de mi trabajo es un reflejo del lado obscuro de la sociedad en la que crecí en Venezuela y de mis propios demonios. Mi padre para mi fue un gran monstruo en mi vida, empezando por los colegios donde me inscribía y por otras experiencias muy dolorosas. El era una especie de mercenario. Durante mi infancia él trabajaba con temas bastante dark, esotéricos, de brujerías, demonios, desaparecidos, estatuas que lloran sangre, del pez diablo… de vaya uste’ a saber. Yo eventualmente adquirí esa fascinación por la brujería. He visto cosas que prefiero no revelar en entrevistas. Yo me encontraba con muñecos vudú en la finca, una serie de muñecos enredados en alambre púas y me los llevaba para la escuela. Mi papá tenía reliquias Nazi que me llevaba para el colegio también. Recuerdo que una vez me fui disfrazado de Hitler para el carnaval. Cosas que están mal pero son tragicómicas. Crecer en una finca, encontrarte el carajito de la gente que trabajaba ahí cogiéndose una yegua. Escuchar a la gente insistiendo que, uno que estaba chamo, tenía que coger chiva o coger burra. Uno creció en ese ambiente y a veces lo mejor que se puede hacer es burlarse de eso, ponerlo a flote… ¿sabes? Es también parte de la cultura, de lo que nos hace humanos, de nuestras conversaciones, de nuestro constructo genético. Son cosas que me fascinan. No es que esté bien la bestialidad sino hablar de ello, de las represiones, las perversiones, todo eso me interesa.

null

A mi me mandaron para un colegio católico y ahí es donde uno ve… una de las peores cosas que he visto de la humanidad las vi en los colegios Cumbres de Caracas y el Santo Tomas de Aquino. Vainas diabólicas… los “Legionarios de Cristo”.., unos tipos que eran como Franco… no se ni como explicarlo. Y claro, eso es parte de la influencia de lo que uno escribe, toda esa mala tripa. Una de las cosas mas espeluznantes y terroríficas para mi de niño era que se me apareciera Cristo. Yo que me la pasaba en un monte, una pica, una vaina y a mi no me daba miedo que se me apareciera un tigre o una culebra, sino que se me apareciera Cristo. Que me juzgara, que me dijera que la había cagado en la vida. Esa blancura, esa bondad sobrehumana me aterrorizaba. Al mismo tiempo habiendo crecido durante el auge del Chavismo vi a muchos monstruos florecer. Vivimos las intentonas de golpe con las bombas, los disparos, los F16… Vimos a Chavez caer preso y luego presidente. Yo vi como a mi país se lo comieron los demonios. Es algo traumatizante y lo mejor que puedo hacer es plasmar todo eso en mis dibujos y en mis cuentos. Tal vez burlándome yo de esos monstruos no sólo hago esa catarsis que necesito sino también ayudo a los míos. Es desnudar al emperador… de ahi nacieron los comics. Los comics no son Licras? y Capitan America… para mi los comics se crearon para descoñetar al rey… para exponer su cotidianidad y toda su cochinada. Eso para mi es muy poderoso y la esencia del comic como arte. Por eso es que la gente quiere leer comics, porque se identifican, porque es la opinión del pueblo, hecha arte, hecha disponible. Siempre estuvo la parte de mi trabajo que se burla de la autoridad de la policía. En Venezuela siempre fue difícil ser joven por culpa de la policía desde Gomez hasta Maduro… Y son enfoques que uno intenta destruir. Una vez que uno ve que tiene la capacidad que no tiene ni Hollywood de desintegrar de alguna manera a la autoridad. Puedes agarrar al rey de España, Cristo, La Virgen… a quien tu quieras.

null

“…para mi los comics se crearon para descoñetar al rey… para exponer su cotidianidad y toda su cochinada. Eso para mi es muy poderoso y la esencia del comic como arte. Por eso es que la gente quiere leer comics, porque se identifican, porque es la opinión del pueblo, hecha arte, hecha disponible…”

R-EV: No todos aprecian tu trabajo por esa presencia de lo obscuro y esa manifestación del mal gusto. ¿Como le haces frente a ese rechazo?

C.A.E: Cada vez me parece más normal que a la gente la hayan pastoreado hacia lo que es el arte pop y las cosas fáciles de ver, de entender o de tragar… sobretodo las nuevas generaciones. Las cosas bonitas y agradables parecen tener más valor y apreciación que las cosas profundas o difíciles de absorber y si es algo obscuro tiene que tener cierto tono que se parezca a lo que es convencionalmente aceptado como terrorífico. La gente está como acostumbrada a estas categorías y me parece súper normal que mi trabajo no entre en ninguna de estas y que no sea aceptado o apreciado por la mayoría. Los comix han tenido mucho auge en los últimos años pero sobretodo los tradicionales de superhéroes y las grandes casas y por los momentos no hay mucho espacio para comix de mi género. Mi público es muy específico y limitado pero a veces me sorprendo al ver que las personas que terminan comprando mi comix o mi arte son las personas que menos me imagino.

null

R-EV: ¿De donde salió Borlo?

C.A.E: El primer dibujo de Borlo lo hice como en el 99. La inspiración vino de una chaqueta horrenda que vi un día con una mezcla entre algo Peruano Andino con Tex-Mex. Con unos flecos de cuero y unos colores peyoteros con borlitas por todos lados. Me vino la idea de un ser extremadamente chaborro… una entidad que representaba el mal gusto, como una especie de maldad estética.

null

Desarrollé este personaje y le puse Borlo porque estaba obsesionado con las borlitas. Como un duende jodedor obscuro, un payaso psíquico que atraviesa dimensiones e interfiere de alguna manera con un sin fin de personajes y situaciones. La primera historia que creé con Borlo fue Llorando Lágrimas de Sangre. La escribí medio borracho durante la filmación de un video de Los Amigos Invisibles en donde encontré la inspiración para escribir sobre un cantante y el recuerdo de una canción. Eso se convirtió en algo mas que “algo”. Fue mi ticket para una galería en Los Angeles y gracias a eso pude salir de la situación en la que estaba.

null

A mi me convenía irme del país por varias cosas y le agradezco a la vida por ponerme a hacer esa vaina en ese momento. Borlo Comix Vol.1 contiene esa historia, La Patrulla 09 (mi venganza personal en contra de la Policía Metropolitana) y varias historietas cortas de una página que fueron hechas en lo que podemos llamar la primera etapa de Borlo como “Comix”. Varios de esos “_one pagers_” tuvieron su vida en la R-EV online a mediados de los 2000 la cual tenia un público un poco mas interesado en este tipo de comix y trajo muchos fans. Al pasar del tiempo se armó una recopilación que eventualmente decidimos que había que publicar en papel y muchas de estas historias que se hicieron en Venezuela y en mis primeros años aquí en LA están en este primer volumen. El mundo de Borlo es una dimensión en sí. Encontrarás personajes recurrentes, la teoría del caos, lo que pasa aquí repercute allá… Hay muchas cosas que escribo al azar, dejo al chance y luego encuentro la manera de interconectarlo o traerlo de nuevo mas adelante.

null

R-EV: ¿Por qué si todos los comics de Borlo eran originalmente en español decidiste lanzarlo primero en inglés?

C.A.E: El mercado de comics actual en los E.E.U.U está mas que regenerado, hay una especie de “hype”, un auge en el comic nuevo que no ha existido de hace años. Es algo que ha venido creciendo gradualmente y no hablando sólo del rollo Marvel sino del comic independiente y underground que estuvo un poco callado y tapado durante los 90, una mala época. Ahora se ha recuperado mucho y me parece que es un buen momento para introducir mis comics en este mercado y esta cultura, sin hablar de lo difícil que es mover mis comics desde aquí en el mercado latinoamericano, aunque es lo que mas me gustaría. Tengo que probar el mercado donde yo vivo y quiero también representar lo que es el arte latino y Venezolano en Norte America, representar mis cuentos, mi humor, etc..

null

Por eso lo saqué en inglés, no era hacerle el feo a mi lenguaje sino representar lo mío dentro del lenguaje norteamericano por excelencia. Sin ser un embajador o querer necesariamente representar a mi país como un ilustrador embajador. Se aprecia mucho la “Venezolanidad” con cuentos como el de El Silbón y otros personajes e historias pero en la mayoría hay temas y humor que son universales y que los puede apreciar cualquier cultura y creo que funciona muy bien en inglés. Ya yo tengo aquí 15 años y un día tuve que tomar la decisión y mudar mi arte para LA, sin dejar de usar mis coloquios y símbolos pero en algún momento tuve que empezar a escribir historias de las cosas que me pasan aquí en el día a día. Hay que ver donde esta uno, no puedo escribir todo el tiempo de un lugar donde ya no vivo. Aquí también hay injusticias y situaciones políticas que tienen que ponerse sobre la mesa e interpretarlas a mi modo.

R-EV: ¿Va a salir un Borlo Comix Vol. 2 pronto? y ¿Va a seguir siendo el pilar de tu portafolio artístico?

C.A.E: Espero que muy pronto, hay bastante material ya hecho y espero que se presente el presupuesto y la oportunidad y las condiciones para publicar otro volumen más pronto que enseguida. No te sé decir si Borlo seguirá siendo el pilar de mi portafolio pero definitivamente va a seguir siendo protagonista y todavía quiero llevarlo más lejos.

null

R-EV: Muchas de tus piezas traen un mensaje político fuerte, de protesta y desobediencia. La aún presente crisis política y social en Venezuela y la crisis económica y social en E.E.U.U del 2008 trajeron mucha inspiración para tu trabajo. ¿Cuál es tu posición ante estas situaciones que nos afectaron tanto a los Venezolanos y a los Norte Americanos en general? Y ¿Cuál es tu intención como artista dentro de estos conflictos?

C.A.E: Para mi es una responsabilidad y un compromiso… Son cosas que uno tiene que hacer. Está bien dibujar y escribir de monstruos, robots, drogas, etc. pero pienso que es justo y necesario que una persona que es capaz de transmitir sentimientos y mensajes utilice esta habilidad para transmitir mensajes políticos y de reflexión social. Es algo de nobleza y sentido común. A pesar de que uno a veces lo quiera negar, las cosas importan y uno dice lo que dice sin importar las consecuencias. Eso es dar de uno, eso es querer a la gente y es un compromiso que tenemos todos los artistas. Los comix salieron de movimientos anarquistas hechos por gente que le importaban este tipo de situaciones y siento que tenía que cumplir con mi responsabilidad como artista de protestar y hacer ilustraciones anarquistas.

null

R-EV: ¿Qué es Transhuman?:

C.A.E: Transhuman es basicamente una serie de mensajes subersivos con cualidades de ciencia ficción y “cyber punk” llevados a una declaración de moda. Es un concepto que comenzó con 2 o 3 ilustraciones que hice para estampados en ropa y por la misma curiosidad de la gente me vi en la necesidad de desarrollar toda una historia y una serie de personajes para darle mas sentido a estas imágenes y abrir todo un campo de posibilidades.

En síntesis, la historia de Transhuman comienza con el descubrimiento de la existencia de La Tierra por parte de los seres mas corruptos y despiadados del cosmos… Los Reptilianos. Al encontrar nuestro planeta, lo escanean en su totalidad, lo copian y lo duplican en otra galaxia. En otra dimensión donde comienza a desarrollarse otra linea temporal paralela. Otra versión de nuestra realidad donde figuras religiosas tienen el poder absoluto y los avances tecnológicos impulsados por intervención reptiliana logran mantener el control de su imperio parasitario sobre este nuevo “Planeta Tierra” poseído. Al generarse una resistencia social en contra de estas instituciones religiosas, Los Reptilianos se ven obligados a imponer una conversión forzada y obligatoria para transformar a todos los rebeldes en cyborgs obedientes del régimen, reemplazando sus memorias originales con tarjetas de memoria fabricadas por el gobierno. Aquellos que logran escapar de las autoridades quedan también forzados a someterse a intervenciones quirúrgicas para elevar sus capacidades a través de componentes tecnológicos y poder combatir contra las fuerzas demoniacas del Status Quo. Es por supuesto un reflejo de nuestra sociedad y de los sistemas e instituciones bajo los cuales operamos y obedecemos hoy en dia. Transhumanismo… conección hombre maquina, fascinacion con partes electronicas y su interaccion con los nervios y la psique. Detrás de todo eso también hay una filosofia de sobrevivir esa tecnología, de rechazarla y de desafiarla a manera de rollo subversivo. Yo pienso que el mismo sistema en el que vivimos nos obliga a transhumanizarnos de cierta manera ya a niveles preocupante y bueno es algo que siento la necesidad de poner en escena para generar reflexión y conciencia.

null

Otros links: borlocomix.com, @caetcheverry, @borlocomix, r-evshop.net/CAEtcheverry